miércoles, 28 de octubre de 2015

LATENTE ENFRENTAMIENTO VS EJIDATARIOS EN PASO DEL MACHO


PASO DEL MACHO, VER.- La corrupción que impera en el ayuntamiento pasomachense podría derivar en un enfrentamiento violento entre particulares y ejicatarios, luego de que este martes un grupo de ejdatarios llegó a derribar una construcción que estaban edificando empresarios de la construcción, contando con el aval del Ayuntamiento que preside Rafael Pacheco Molina, misma que se edificaba a un costado de la carretera Camarón-Atoyac, robando para esto todo lo ancho del arroyo que va a dar al Río Paso del Macho.

En meses anteriores, Joel Villalbazo Zamora, fraccionador de un terreno de Ejido Altamirano, se atrevió a vender, como extensión de su terreno, el mismo arroyo, de propiedad federal, para que allí empresarios de la ferretería, pusieran lozas para convertirlo en centros comerciales, pero los ejidatarios protestaron argumentando que era dereho de vía. 
Pero al no hacer caso la autoridad municipal y omitir un deber legal, recurrieron a la Dirección General de Carreteras y Caminos Estatales, donde el Director General, Fernando Muricio Zermeño de Alba, envió una carta el 25 de septiembre al alcalde Rafael Pacheco, para que delimitara el terreno en disputa y prohibiera construcciones en dicho lugar, como autoridad máxima del municipio, que es. 

Pero como la construcción avanzaba y el alcalde omitiía el deber legal, los ejidatarios recurrieron a la fuerza y llegaron con picos y palas, a derruir una barda de casi cien metros de largo y unos puentes que servirían de base para las lozas de concreto, por encima del arroyo. 
Sin embargo, el peligro sigue latente, porque los afectados podrían organizarse igualmente para enfrentar al grupo de ejidatarios que sigue ahí de vigilantes.