miércoles, 28 de octubre de 2015

HIPOTECA PRI A VERACRUZ POR MÁS DE 31 MIL MDP: GLPAN


*Diputados del PAN votan en contra de más deuda

*Veracruzanos tendrán que pagar préstamo por 20 años.

*Iniciativa se aprobó con premura y sin análisis en dos días

*Participaciones federales, a fideicomisos privados


XALAPA, VER.-Debido a la falta de análisis sobre los efectos que tendrá en las finanzas la recién aprobada “reestructuración” de la deuda estatal, los diputados que integran el Grupo Legislativo del Partido Acción Nacional (GLPAN) en un acto de congruencia y responsabilidad con los veracruzanos, votaron en contra de una iniciativa que contrae mayor endeudamiento para Veracruz.


En tribuna, el Coordinador del GLPAN Joaquín Rosendo Guzmán Avilés argumentó que existe la violación al Artículo 117, Fracción VIII del párrafo Segundo Constitucional que señala: “solo podrán autorizar empréstitos y obligaciones, previo análisis de su destino, capacidad de pago y en su caso el otorgamiento de garantía o establecimiento de su fuente de pago”.


Refirió que tales estudios no se realizaron en la Comisión Dictaminadora, donde en un lapso de dos días hábiles aprobaron la entrega de lo que sería “un cheque en blanco” al Gobernador del Estado para que en sesión extraordinaria, llevada a cabo este miércoles, se aprobara de manera Fast Track.


Los diputados panistas que votaron en contra son: Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, Ana Cristina Ledezma López, María del Carmen Pontón Villa, Carlos Gabriel Fuentes Urrutia, Julen Rementería del Puerto, Édgar Hugo Fernández Bernal, Víctor Román Jiménez Rodríguez y Jorge Vera Hernández.

Con la aprobación de la mayoría de las fracciones parlamentarias del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Verde Ecologista de México (PVE), Nueva Alianza (NA) y Alternativa Veracruzana (AVE) se ha otorgado al Gobernador el permiso de contratar un nuevo empréstito hasta por un monto de 31 mil, 960 millones de pesos.

De esta forma, se hipotecó el futuro de los veracruzanos por más de 20 años, quedando en duda el uso de las aportaciones federales autorizadas que serán administradas por fidecomisos privados; figuras financieras que no están obligadas a rendir cuentas ante el Congreso, abonando a la falta de transparencia de las autoridades estatales.

Los diputados albiazules en un intento por frenar esta aberración legislativa se reservaron los artículos 1,2,4,5,6 y 9, no obstante ante la abrumante mayoría no se logró modificación alguna; “pedimos una moción suspensiva que no fue aprobada por el grupo mayoritario que legisla al vapor sin importar los daños que causen”, señaló Guzmán Avilés.