viernes, 16 de octubre de 2015

CUIDAR EL GASTO SOCIAL, RETO DEL PREPUESTO 2016

Uno de los principales retos que tendrá el Congreso de la Unión al analizar y al aprobar el Paquete Económico 2016, es cuidar el gasto social, afirmó el Presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados.

ELIZABETH ALBARRÁN/ El Economista


Uno de los principales retos que tendrá el Congreso de la Unión al analizar y al aprobar el Paquete Económico 2016, es cuidar el gasto social, afirmó Baltazar Manuel Hinojosa, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados.

"Este gasto se debe cuidar para seguir combatiendo la desigualdad y la pobreza extrema en todos aquellos programas que van para millones de mexicanos, como es el caso de Prospera y el de 65 y más. Vamos a revisar que los recortes al gasto no afecten a los beneficiarios", dijo.


Mencionó que también cuidarán que los programas de inversión no tengan un impacto negativo ante los recortes que anunció el gobierno federal a principio del año que fueron por 124,000 millones de pesos, ya que este rubro es fundamental para activar la economía.

"Cuando se invierte en infraestructura para la construcción de carreteras u hospitales generas empleo y derrama económica y contribuyes a que el gasto genere un impacto en el crecimiento del PIB".

Los diputados tienen el mandato de aprobar un presupuesto responsable y equilibrado, pero cuidando la participación de los ingresos de las entidades federativas que se distribuirán a través de los ramos 28 y 33.


"El gobierno federal pretende incrementar los ingresos tributarios en 19% esto va a permitir que haya más recursos para enfrentar necesidades en la parte de seguridad, educación y salud."

Destacó que el presupuesto del 2016 se prevé que sea de 4.7 billones de pesos, lo cual significa una quinta parte del PIB que vale 19.2 billones de pesos. “Esperamos lograr un gran consenso en la aprobación de presupuesto de egresos pero con una base que es el techo de ingresos para hacer los ajustes”.

Con respecto al crecimiento de la deuda del 47% del PIB para 2016, aseguró que no es para incrementar el gasto corriente sino fortalecer la inversión, la cual caerá en 21%, respecto del 2015.
"La manera en que se está mandado la señal de la falta de recursos presupuestales es para estabilizar la economía mexicana”.

Recordó que gracias a la reforma fiscal, se pudo amortiguar la falta de los ingresos petroleros. “Si ayuda a compensar una parte con el incremento de 400,000 millones de pesos en los ingresos tributarios pero no logrará cubrir al 100% el faltante”.


Hinojosa mencionó que este presupuesto está planteado en un momento atípico donde hay una caída de los precios petroleros, y un recorte en el gasto corriente de 221,000 millones de pesos.


“Buscamos aprobar un paquete económico que sea responsable, en las próximas semanas iremos construyendo consensos de lo que tiene que ser la aprobación del presupuesto”.